Allanamiento

lara_croft_3

Este sábado han allanado mi morada. Este fin de semana mi intimidad ha sido pisoteada, violentada y manipulada. Este fin de semana han cambiado muchas cosas.

No se llevaron nada. No encontraron lo que buscaban. Destrozaron la casa. Su armonía se vio alterada. La ropa fuera de sus armarios y totalmente manipulada y pisoteada. Me dan asco. Estos individuos venían buscando lo que fuera porque no dejaron títere con cabeza. Pero no se llevaron nada.

Parecía la escena de película donde la víctima llega a casa y se la encuentra totalmente revuelta pero no han encontrado el pendrive o el microchip con las claves encriptadas del Gobierno estadounidense. Así estaba mi morada.

Sin embargo, los chorizos han cometido un fallo: me han puesto sobre alerta. Tarde o temprano sabré qué ha sido de vuestra vida. No tengo prisa. Para este tipo de situaciones saco mi vena árabe: me siento en la puerta de mi casa y espero a ver la cabeza de mi enemigo rodar.

No han conseguido que me asuste. Sólo han conseguido que tenga que perder mi valioso tiempo de ocio en poner lavadoras e higienizar. Borrar todo rastro físico de su allanamiento. Y eso sí que me cabrea,  y mucho.

No debisteis entrar en mi morada. Debisteis pasar de largo y no buscarme, porque me habéis encontrado.

2 Comments

  1. Laila!!! buffff pelos de punta!!

    animo!!! mucho animo!

  2. Hola Laila,
    me alegro que haya sido lo “menos”. En casa de mi madre también entraron hace un par de años y … ufff
    Mucho ánimo!