Big Data Analytics. El reto empresarial

 

Que el Big Data es importante para las empresas lo sabemos. Que la gran mayoría de las compañías no tienen ni idea de qué hacer con esos datos, también lo sabemos. Que la profesión de científico de datos te abre las puertas en cualquier país, ea, también lo sabemos. Ahora, ¿por qué cuesta tanto hacerlo ver?

A todos se nos llena la boca hablando de Big Data, y seguramente, la gran mayoría de nosotros no sabemos ni a qué se refiere ni cómo esos datos pueden ser procesados y analizados para darnos placer como consumidores.

Leemos en The Information Generation: Transforming The Future, Today que la gran mayoría de las empresas no saben cómo sacarle provecho a la información que poseen y a la que pueden tener si hacen las cosas siguiendo técnicas predictivas.

Pongamos cifras:

  • Un 49% de las empresas reconoce no saber cómo convertir sus datos en información útil.
  • Un 30% dice estar siempre conectado y puede tomar sus decisiones basándose en esa información en tiempo real.
  • Pero lo peor es que el 52% de las compañías reconoce que no usa los datos de manera eficaz ( no los usan directamente….)
  • La buena noticia-o casi- es que el 24% de las empresas considera que lo está haciendo bien con los datos y eso se empieza a reflejar en sus resultados.

Vale. Ahora extrapolemos estos datos a la realidad empresarial española. ¿Cuántas empresas conocéis que estén usando correctamente los datos que la red posee de toda tu huella digital? ¿Cuántas están dispuestas a aceptar la Transformación Digital como un auténtico reto empresarial?

El análisis de datos, de grandes datos, supone una revolución en el concepto empresarial de negocio, de ahí que los profesionales del Business Ingelligence estén reciclándose y yendo hacia los datos, su recolección y su análisis según parámetros estudiados por la compañía, la implementación de técnicas y estrategias desarrollando tácticas que haga que la compañía obtenga unos buenos ingresos, ROI, outcomes o como quieras llamarlo.

Cierto es, que son pocas las empresas que están apostando por desarrollar tecnología y que por ahora es muy cara. A IBM (con su gran portfolio de tecnología creada al análisis y predicción como es Watson Analytics, Predictive Costumer Intelligence –PCI- etc…) y Microsoft se le ha sumado, recientemente, Amazon.

Esto es como todo, muy pocas corporaciones están dispuestas a invertir en este tipo de tecnología para optimizar sus resultados. Eso sí, esto no consiste en compro la máquina, la instalo y ale a recibir datos. Hay que generar una transformación a lo digital desde todos los estamentos de la organización. Si nuestro Jefe Supremo-aka CEO- no está interesado en esto, no sabe lo que es, cree que como están las cosas están bien y no necesitan transformarse, sugiero que esos CEO’s sean despedidos y puestos a otros que sí tengan visión de negocios basados en la predicción y análisis. Por el bien de la organización, claro está.

Interdepartamental

Lo que sí es fundamental en esta Transformación Digital es que todos los departamentos estén alineados, integrados, fusionados…y para ello, los egos de los diferentes C han de diluirse por el bien del resultado final que es, ni más ni menos, que la compañía vaya mejor, no sólo su departamento.

El departamento informático ha de trabajar junto a marketing, pero no olvidemos que Marketing no puede-ni debe- encargarse de la marca, reputación, lealtad. La misión, visión y valores de la compañía compete a Comunicación y han de trabajar unidos. Fusionados en uno solo, más bien. Y con ello, no quiero decir que ahora los CMO fagociten a los CCO y viceversa. Quiero decir que las estrategias de comunicación no han de estar separadas de las de marketing. Que marketing no solo ha de pensar en sus compañeros de comunicación cuando quieren logar impactos en prensa y presentar producto.

El Big Data en sí no vale para nada si no escrutas esos datos. La minería de datos o Data Mining es lo que nos permite extraer esos datos y es ahí donde el departamento de IT entra en acción con su ejército de Data Scientist. Para ello, en concordancia con los objetivos determinados por el C-Suite, los departamentos de Marketing y Comunicación establecen los algoritmos a analizar a través de los datos estructurados y desestructurados.

No olvidemos que el objetivo principal es el aumento de ventas con el menor coste posible. Y sobre todo, incrementar el número de consumidores leales. Al fin y al cabo, son los que van a incrementar la reputación corporativa, o lo que es lo mismo: su valor.

 

 

 

1 Comment

  1. […] Aquí poco más se puede decir que no se haya dicho anteriormente. Si no se cambia el pensamiento corporativo, poco se puede hacer para lograr la satisfacción del cliente y por tanto, su […]