¡Diana!

SILUETA TIRO

A ver. Cómo explicar la vergüenza abrumadora que vengo sintiendo en las últimas semanas. Todos sabéis que este es el humilde espacio en el que una tarada como yo pues suelta sus cosas. Unas más interesantes que otras, pero todas con ganas.

Y resulta que por las cosas de la vida, las cosas del querer, van y me lanzan tres dardacos directos al corazoncito de una… que va de fuerte, pero estas cosas, qué queréis que os diga.. pues parece que sí, que lo que cuento pues algo os dice…

Recibir un dardo de un bloguero (@cateterdoblej) es un honor. Recibir dos es increíble, pero recibir tres dardos (@msconcu) hacen que se me reviente el corazón…

No os descubro nada con lo siguiente: “es un premio simbólico que se concede entre blogueros y que reconoce la dedicación, la creatividad y el esfuerzo de mantener un blog, así como la capacidad para transmitir valores personales, culturales y éticos.”

Dedicación: sí, cuando escribo, pienso en el titular, en la foto y el video que tengo que poner que cuadre con el texto…

Creatividad: se intenta….pero no es que sea muy creativa, la verdad. A la vista está, si fuera más creativa tendría unos post que darían la vuelta al mundo.

Esfuerzo por mantener el blog: esto sí. Sobre todo últimamente. Lo dejé, volví, perdí interés, volví… así que, sí… mucho esfuerzo…muchíiiisimo más del que os imagináis.

Capacidad para transmitir valores personales, culturales y éticos: esto ya no puedo valorarlo yo. Pero si tres personas, o una sola de ellas, ha decidido lanzar un dardo.. es que algo de esto debo transmitir. No?

Lo cierto es que muchos de los blogs que sigo, hace tiempo que los leo con menos frecuencia. No es que no quiera, que de verdad que quiero, es que no tengo tiempo, y cuando lo he tenido en el hospi pues como que lo que menos me apetecía era leer. Sí, soy así de perezosa…

premio-dardos

Pero si hubiese tenido las  ganas derivadas de un estado de salud óptimo, hubiese leído el blog de La doctora Jomeini, o bien el de los Marketeros Nocturnos, o el de Randa Medina, o bien el Efecto Pigmalión, o hubiese seguido los #desayunosdeprincesa Miotraella.
Hubiese escrito algo para cateterdoblej, sabría un poco más gracias a las Luces y sombras de las marcas, seguramente habría conseguido quitarme el dolor gracias a algoloblastia o hubiese salivado con las recetas de D’Picoteo o envidiado a Edy  Bon Vivant.

Seguramente habría devorado los relatos de Melmastia o los de Nettbook. También habría intentado saber las cosas que (me) pasan. Eso sin olvidar el Marketódromo de Eva Brui o cerciorarme de que La verdad absoluta no existe

PD. cierto ello es que en mi feedly tengo muchos más. Pero he decidido hacer un “popurrí” y, como estamos en la Casa de El Marsupio y cabe de todo, pues viva la miscelánea!

3 Comments

  1. evabrui dice:

    ¡¡¡Gracias, Laila, guapa!!!! Adelanteeeeeeeee… besos 😉

  2. Hola Laila,
    te lo mereces… muchas gracias por todo
    Besos
    Jose