#DiasdeHospital

hospital

Aún quedan días de hospital. Días en los que, pasada la tormenta, llega la calma. Días en los que una se encuentra bien y sin embargo tiene que seguir ingresada para recibir el tratamiento correctamente.
Y las horas aquí son muy largas, como suele decirse. No hay suficientes libros ni suficientes series para entretener a una mente inquieta.

¿qué se puede hacer en un hospital cuando uno es autónomo? ¿qué actividades hay si en el día a día los amigos y familiares no pueden pasar a verte tanto como les gustaría?
Es iluso pensar, tales como están las cosas en Sanidad, que se podrían crear actividades para aquellos pacientes que, encontrándose bien, tienen que seguir ingresados.
Pero puede que su calidad de vida no se viera mermada. O el aburrimiento no se convirtiera en tedio.
Los hospitales están organizados para pacientes agudos o crónicos, pero pacientes que necesitan cuidados de todo el engranaje sanitario.
Igual en un futuro no muy lejano los hospitales también tuvieran en cuenta a aquellos pacientes que, como yo,  tienen que estar pero no se encuentran con necesidad de cuidados.
Son reflexiones de un paciente muy paciente y con muchas horas por delante para pensar.

PD: esta entrada está escrita en la habitación de un hospital. Si encontráis erratas, por favor,  no las tengáis en cuenta

12 Comments

  1. Laila, se me ocurre poco que decirte al respecto… Solo puedo desearte que todo vaya bien y que merezca la pena todo ese aburrimiento.
    Un abrazo muy gordo.
    Paloma
    PD- ¿Ya has probado a hacer calceta? Con estos fríos me vendría bien una bufanda nueva xP

    • elmarsupio dice:

      Hola Paloma!
      Es algo en lo que no hemos pensado, al menos yo!
      Me encantaría hacer bufandas pero tengo la vía en la mano y casi no puedo moverla!
      Un besico y esto pasa pronto!

  2. Randa dice:

    ¡Ánimo! No te voy a decir paciencia porque, al ser culo inquieto también, lo primero que pasa por la cabeza del que recibe tal “consejo” son 1001 formas de repartir puñetazos!! jajaj
    Lo que sí voy a hacer es quitar 10 minutos del tiempo total de aburrimiento que tienes delante con unas risitas que ¡nunca fallan! Igual ya lo has visto pero aquí tienes un monólogo sobre Redes Sociales ^_^ http://www.youtube.com/watch?v=xBQcvqV0xVI
    Un besote de aquí a la luna!

    • elmarsupio dice:

      Hola Randa!
      Ánimos tengo, no te creas, y paciencia… Pero es que en realidad creo que no se había pensado en estas situaciones, que si bien no son urgentes si pueden ayudar a hacer más ameno el día, porque créeme…. Es muy fácil que el tedio te invada y colonice cual bacteria… Jejeje
      Gracias por pasarte… Sabías que sí comentas dos veces en El Marsupio entras a formar parte de las Tropas marsupiales?
      Bienvenida! Jejeje

      • Randa dice:

        jaja sí o qué? Oych pero qué honor!! 😀
        Ya, la verdad es que yo no me lo había planteado hasta que leí tu post y es verdad oye. Yo que sé una sala común para que la gente ingresada pueda ver la tele o leer revistas pero ya en compañía y en un entorno donde por lo menos hay más posibilidad de crear un vínculo nuevo. Ooo actividades, lo que sea. Aunque bueno, lo bueno es que basta con pensar en algo para crearlo! 😉

  3. Carlos dice:

    Hay millones (o más :D) de conexiones neuronales esperando a ser conectadas, en busca de nuevas ideas. El tiempo de espera no tiene porqué ser aburrido, puede ser momento de planificar el futuro. Es fácil decirlo si no te obligan a estar en un lugar, pero ya que estás… Además, el futuro es tan largo que es imposible planificarlo todo.
    Un saludo desde LinkedIn.
    Carlos.

    • elmarsupio dice:

      Mmmmm puede ser pero en realidad el ambiente hospitalario no es el más propicio para desarrollar la creatividad… Al menos para mi! Pero no es una mala propuesta!