Factor W. Sobre liderazgo y diversidad

diversidad-puzle

Los que me conocéis sabéis que en esto de la igualdad de género estoy comprometida hasta la médula. Estoy total  y absolutamente convencida de que en la diversidad está la ventaja, tanto para la sociedad como para la empresa. Y sí, en ello estoy. Y ¿cómo? Pues con una apuesta en firme para dar a conocer a todas estas mujeres que ocupan puestos de responsabilidad  y que puedan servir de referencia para las que van detrás, desde los orígenes de ondamujer, hasta la visibilidad de aquellos hombres que, gracias a sus puestos de responsabilidad, se han dado cuenta de que es fundamental para sus compañías tener mujeres en puestos de responsabilidad.

Tal y como comentó Luis de Torres, Sodexo, en las entrevistas HeforShe de esta casa, las mujeres son rentables, pero no solo las mujeres.  Los beneficios de la diversidad de género, de edad, religiosa y sexual permite a las empresas tener distintas miradas sobre un mismo aspecto. Esto quiere decir que, aquellas compañías que se limiten a tener la visión masculina, blanca, hetero y católica se están perdiendo una grandísima parte de la visión del resto del mundo.

 

Un mundo que compra sus productos y que no se sienten representados, o que tienen la osadía de poner un precio más caro a un producto de inferior calidad y que ha dado lugar a cientos de reportajes bajo el título, “Impuesto Rosa” y con la excusa de que ‘como va dirigido a mujeres, el rosa- y toda la gama derivada de este color- les pertenece’ como  por arte de birlibirloque. Y si nos metemos ya en temas de edad y religión es abrir las puertas del infierno.

Recordemos lo que dijo Sebastián Giménez, Socio de Mackinsey“los modelos de valoración y avance de la gente dentro de las empresas no saben reconocer la diversidad de talento y capacidades que tienen y tienden a centrarse en las mismas cosas de aquellas personas que están buscando y por eso es difícil pensar más allá”

Porque veamos, que levante la mano el que realmente sepa algo sobre Islam, Budismo, Protestantismo, Luteranismo, Taoismo, hinduismo,  yainismo,  sijismo… venga que levante la mano. En serio, tenemos el ombligo borrado de tanto mirárnoslo y nos perdemos la belleza del mundo tal cual es.

Por eso, y contribuyendo con mi granito de arena a un mundo mejor, el próximo 16 de noviembre se celebra en el Palacio de Congresos de Madrid, FactorW, del que se dice que es el mayor evento de diversidad y género de nuestro país.  Ahí es ná…

Y allí estaré como conductora de una de las salas, la de Liderazgo Femenino y que está patrocinada por McDonald’s en donde contaremos con empresas y profesionales de primer nivel en las mesas de debate así como en las experiencias prácticas. ¿Cómo fomentan ellas el liderazgo femenino? ¿Su posición ante las cuotas?

(Vale, tengo que preparar más la conducción del evento, pero la cosa, promete.)

Pero no queda ahí, en la Sala Ilunion se tratarán los aspectos relacionados con la Diversidad y las implicaciones que tiene la misma en la compañía.

Porque da igual el sexo que tengas, con el que te identifiques, la edad y religión que profeses, si eres rubio o pelirrojo. Si te van los tatuajes o hacer marmitako en tus ratos libres. Si eres un friki de alguna serie o te van los videojuegos. Te guste o no, todos somos iguales y si en tu empresa no lo fomentas, estás perdiendo muuucho dinero.

 

No te pierdas este evento que ya es referente en esta área. Accede a toda la información sobre el mismo en www.factorw.es e inscríbete de forma gratuita. ¿Nos vemos allí?

 

 

Comments are closed.