Transformación Digital. ¿Qué es?

 

 

Llevaba tiempo queriendo hacer cosas diferentes. Cosas en las que la tecnología estuviera más presente dentro de las organizaciones. Desde mi perspectiva como periodista estos últimos 10 años, he visto cómo las empresas se resisten al cambio suscitado con la era Digital, la era de las Redes Sociales y del papel del consumidor ante las marcas. Se resisten a la denominada Transformación Digital.

Observo con pavor cómo la gran mayoría de las empresas cree estar digitalizado por haber abierto una cuenta-normalmente mal llevada- en Twitter o Facebook. Veo como se pierden oportunidades de negocio que tienen mucho que ver con el propio proceso interno de la compañía.
Para ello, es necesario que las empresas se hagan la siguiente pregunta ¿Dónde podemos encontrar oportunidades de negocio con la Transformación Digital? Según la Sloan Review MIT en su artículo Los nueve elementos en la Transformación Digital, las empresas han de afrontar el cambio si quieren seguir en el terreno de juego, pero también advierte de que es muy difícil hacer la transformación en todas las áreas a la vez. Hay que ir poco a poco, para que la cultura digital penetre en todos los estamentos de la organización, aunque claro, esto depende del tamaño de la corporación y de lo realmente vinculados con la tecnología que estén en el C-Suite.
La Transformación Digital implica que el directivo, en este caso el CEO, ha de poseer un fuerte liderazgo corporativo capaz de convertir la tecnología en algo inherente a la empresa. Que la transforme, que no se parezca ni a la sombra de lo que fue. El cambio digital requiere de gerentes con una visión de cómo transformar su empresa al mundo digital. A formar parte de la Economía Digital actual.
Según Los Nueve elementos para la transformación Digital, los ejecutivos están inmersos en implementar esta transformación en las áreas clave de la compañía que, a su vez, poseen tres elementos distintos:

EXPERIENCIA DE USUARIO que está compuesta por los siguientes elementos:

Entendimiento del consumidor

Las empresas empiezan a ver la ventaja que supone la inversión previa en sistemas que permitan adquirir un profundo conocimiento del comportamiento del consumidor basados en las especificidades geográficas y en los segmentos del mercado. Estudios del comportamiento del consumidor basados en los grandes datos, o Big Data. En este campo, el uso del Social Media permite un acercamiento más rápido y directo relacionado con lo que hace “feliz” a tu potencial cliente y cómo generar marca y lealtad. Ya existen compañías que estudian el comportamiento del consumidor basado en los análisis de los datos que poseen y dirigen con sus acciones dichos comportamientos.

Crecimiento

Las empresas ya están usando la tecnología para mejorar las conversaciones con sus stakeholders, si no, ved cómo los comerciales de las farmas han cambiado las largas charlas por contenido audiovisual mostrado en sus tabletas. Es mejor tener 10 minutos de conversación directa sobre un producto que 40 de explicación y ocupando los escasos minutos que tienen los sanitarios para atender a los comerciales.

Usando la tecnología se consigue un mejor y mayor entendimiento de las necesidades de los consumidores y esto permite a las empresas crear experiencias de compra tan satisfactorias, que se traducirán en reconocimiento de marca y lealtad. El Santo Grial de todo departamento de Marketing y Comunicación.

TRANSFORMACIÓN DE LOS PROCESOS OPERATIVOS

Pero no sólo la implementación digital ha de llevarse a cabo en los departamentos de Marketing y Comunicación. Esta Transformación digital, al que están obligadas las empresas a implementar si quieren seguir jugando, ha de incluirse en todos los procesos operativos de las compañías. Los beneficios de transformar digitalmente los procesos internos permiten una gestión y operación más eficiente.

Pongamos un ejemplo. En este Proceso de Digitalización, los procesos automatizados permiten que los esfuerzos del personal estén dirigidos a tareas más estratégicas, ayuda a descubrir el talento oculto entre el personal y por tanto aumentando el sentimiento de pertenencia de los empleados. Y ya sabemos que no hay mejor embajador de una marca que sus propios trabajadores.

Cambio en la forma de trabajar

La implicación de la tecnología en la organización supone también un cambio en la estructura del trabajo. Así, la desvinculación del trabajo con el puesto físico está permitiendo que el teletrabajo se instale como una forma eficiente de aprovechamiento de espacio. No es necesario que las oficinas sean edificios enteros donde albergar a cientos de almas ancladas a un ordenador. Con el teletrabajo, además de permitir una mayor conciliación laboral, los espacios físicos se reducen y por tanto, los precios.

Otro elemento a destacar es el uso de redes sociales internas que permiten una mayor colaboración interdepartamental. Volvemos otra vez al sentimiento de pertenencia. La reputación empresarial.
Mejora de las capacidades directivas y de gestión.

Los sistemas digitales aportan a los directivos una visión completa del negocio a través de los productos, las regiones en las que se desarrolla el negocio y sobre el comportamiento de sus consumidores, lo que a su vez les permite tomar decisiones en tiempo real y siempre enfocado a resultados.

En realidad, cuando se habla de Transformación Digital, en realidad lo que se está diciendo es un cambio radical en los procesos estratégicos en la toma de decisiones. En esta toma de decisiones, se tiene que involucrar a todos los directivos, implicados directa e indirectamente, para que esos procesos estratégicos lleguen a todas partes por igual, en tiempo y forma. ¿La finalidad de esta integración de los directivos? Simple: mejorar las impresiones creadas durante el proceso y ampliar la visión de las decisiones tomadas.

Comments are closed.