El Data Scientist ha muerto ¡larga vida al Citizen Data Scientist!

 

 

Ya sabéis que todo el mundo habla del Data Scientist. Esa figura mitológica mitad informático, tres cuartas partes de estadístico, con grandes dotes analíticas y de negocio, una pizca de computación cognitiva y sobre todo con eso denominado Soft Skills. Ah, y si está muy bueno/a mejor que mejor. Nada del Data Scientist con pintas de The big bang Theory. No. Ese híbrido ha sido llamado Unicornio, aunque para mi es más rollo Grifo. Es tan raro, tan raro, tan raro encontrar uno que cumpla todo esto, que no es de extrañar que sea la profesión del futuro (y presente) y que cobren más que cualquier presidente de gobierno.

Pero cuidado! ese profesional está a punto de desaparecer y eso que casi ni ha nacido. Me explico.

Leía en Forbes,- y no es por dármelas de guay- que  cualquiera puede ser data scientist. Yo, que mis habilidades con los números se limitan a sumar con los dedos y hacer cálculos con la calculadora, (sí, no puedo ser fantástica en todo, qué queréis que os diga, una tiene sus limitaciones) leí el artículo con interés pensando, ‘joé, si cualquiera puede serlo y lo dice Forbes, yo puedo!!” y antes de que me saliera aquello de ‘Yes, I Can’ me di cuenta de que no es para tanto.

data-scientist

 

El artículo viene a decir que, gracias a las herramientas de software que se están desarrollando y el crecimiento de la computación cognitiva estilo Watson, hasta el más tolai va a poder realizar algoritmos, establecer estadísticas, visualizaciones entre otras cosas. Y es que, según Gartner, se busca el “citizen data scientist”, es decir, aquella persona capaz de descubrir los insights ocultos en las actividades dirigidas por datos pero que sus habilidades no son las analíticas.

Pero lo que no dice este artículo es qué pasa con esas otras habilidades que son características del Data Scientist y que son, ni más ni menos, que la capacidad de hacer negocio, ser relaciones públicas, que tenga influencia y autoridad, sea resolutivo, estratégico a lo Sun Tzu, creativo, innovador y colaborador… ( y no sigo porque me entran ganas de llorar ante tal avalancha de capacidades laborales y sociales)

 

A ver, que el crecimiento de la tecnología está haciendo que nos sea todo mucho más fácil. Y cierto es que, la computación cognitiva o Machine learning del estilo Watson y con un poco de interés, todos podemos ser Data Scientist. Pero,¿en realidad queremos que una persona sea súper guay en todas esas áreas?

Data scientist y el periodista, ¿almas gemelas?

Esto me recuerda a la profesión de periodista y cómo ha ido evolucionando a lo largo de los años. Antes, escribíamos. Ahora somos algo así como el hombre orquesta: escribe, haz fotografías perfectas para ilustrar tus reportajes o entrevistas, graba en vídeo, edita, controla de sonido y edita sonido si te da por hacer algo de audio…

¿Y qué ha pasado con la profesión? Que se ha desvirtuado la definición de periodista. Que por hacer el trabajo de 4 personas –entiéndase, escritor, fotógrafo, sonidista y camarógrafo- nos hemos vendido y nos hemos convertido en mercenarios. Mercenarios que no cobramos, ni cobraremos jamás el salario de un Data Scientist. Un científico de datos que terminará como P**** por rastrojos si consiente que tenga que tener todas estas habilidades. Por muchos miles de dólares o euros que le vayan a pagar.

Porque solo haceros pensar que, si antes de que se formalice la profesión de data scientist ya se está diciendo que están condenados a la muerte, es que no existe tanta diferencia con los periodistas actuales. Es más, este otro artículo de Forbes, como no, también habla de las profesiones que desaparecerán en un futuro no muy lejano y con ello, millones de personas que no tendrán empleo. Da yuyu. Mucho.

Aprended de nosotros. No dejéis que os digan que si no hacéis todo eso no sois buenos y no seréis contratados. Defended vuestras capacidades a muerte. Si sois técnicos, sed técnicos. Si sois de negocio, sed de negocio. Especializaos pero no consintáis que os exijan ser semi dioses. Porque no lo sois, lo siento.

Y porque vendrá Watson y os dejará a la altura del betún. De hecho, ya lo está haciendo. Piensa, ¿realmente necesitamos un data scientist?

 

 

 

1 Comment

  1. […] sin una dependencia tan clara del famoso Data Scientist tal y como ya explicaba en  este post y que hacía referencia a una idea que rondaba en la revista […]