Las cosas del querer


Hoy es el día de los enamorados. Y mira que yo no soy nada de estas celebraciones, pero nada-nada. No creo que vaya a demostrarse algo determinado unas horas de un día al año. Y así he estado durante todos mis años de adulta, porque los de niña y adolescente cualquier cosa te hace ilusión, de hecho, el vestirte de rojo significaba que estabas enamorada, ja!. Y es que, para mí siempre ha sido un día normal….salvo este año…..

A través de unos amigos gastrónomos (ahora tenéis que notar el toniquete ‘que guay soy’) me llegó una invitación de un club selecto gastronómico, o sea súper pijo, Restaurantes de lujo con descuento del 30% en la factura. Así que me puse a mirar fechas para cenar y cuando me quise dar cuenta estaba seleccionando el 14 de febrero para cenar en Mestizo.

Y ahora que llega el día no sé si rematar la faena y hacer algo Valentiniano o hacer como que es una cena más. Qué hago, ¿ regalo flores? ¿Bombones? ¿Con la cena es suficiente? Ayns… y es que todo esto supone un estrés añadido. Y si no que se lo pregunten a los hombres que se devanan los sesos por hacer algo especial este día porque las locas de sus señoras creen que es súper romántico unas rosas rojas el 14 y no otro día. Mi más sentido pésame, en serio. Estas cosas se tienen que hacer porque se sienten no por obligación. Qué, ¿qué no?

Yo creo que me voy a ir de cena y  dejar que la velada tenga el sabor que quiera tener. Porque sigo pensando que no tiene ná que ver el color ni la estatura con las cosas del querer.

22 Comments

  1. Rafa Pardo dice:

    Pues la verdad es que creo que tienes razón. El demostrar que quieres a alguien no es sólo hacerlo el día de San Valentín, sino que es una tarea que se lleva a cabo minuto a minuto…

    Amar, en su más amplia acepción, no es tarea sencilla… paciencia, mano izquierda, diálogo y respeto son necesarios, pero quizás lo más importante es conjugar en su significado más amplio el verbo compartir.

    Y compartir es la clave, y no siempre los días son de vino y rosas, y quizás hoy mismo no sea ese tipo de día… y sin embargo, saber que tienes a tu lado a quien amas, a tu amigo, a tu amante, hace que superes mejor los contratiempos.

    No se trata de hablar -pocos como yo conocen el auténtico valor y el significado del silencio- ni de sexo… una caricia, una mirada, un abrazo; un beso suelen ser suficientes: complicidad.

    Así que mi consejo es que no hace falta que regales flores, bombones o cenas: dile simplemente “te quiero”.

    • elmarsupio dice:

      Tienes más razón que un Santo. Ni son todos los días de vino y rosas ni todos son peleas de tigres en un corral. Es un trabajo muy duro el mantener una relación. No nos podemos permitir el acostumbrarnos a ella simplemente porque esté ahí, a nuestro lado, de tal manera que ya casi ni lo veamos.
      Pero me pregunto, si dedicamos tantas horas y esfuerzo a nuestros trabajos, preocupaciones, alegrias y disfrutes, porqué no hacemos exactamente con nuestras relaciones afectivas? Por qué no les dedicamos el tiempo, esfuerzo y dedicación que se merece?
      Nos gusta que lo hagan con nosotros, pues demos lo que recibimos. No puede ser que contestemos una llamada de trabajo fuera de horario y seamos complacientes pero a la hora de atender a nuestros seres queridos no lo hacemos con las mismas energia
      Gracias por pasarte!

      • Rafa Pardo dice:

        Interesante pregunta… sabes, algunas veces pienso que desgraciadamente nos olvidamos de vivir… algunos vivimos para trabajar y anteponemos intereses profesionales a los personales cuando lo justo y razonable es mantener un equilibrio vital que nos satisfaga. Es ahí donde fallamos, donde a veces nos perdemos.

        Y uso el nosotros porque todos, en algún momento, elegimos el desequilibrio buscando un reconocimiento que no es tal, creyendo que esta elección será recompensada de alguna manera y siempre comprobamos que las empresas te piden, te llegan a exigir más dedicación, más allá de tus obligaciones contractuales para después comprobar que ni te lo compensan.

        Y lo que es peor, te pierdes momentos irrepetibles, lo cual te genera frustración y rabia, cuando siempre, aunque culpabilicemos a un tercero, la decisión ha estado en tus manos.

      • elmarsupio dice:

        Nosotros tenemos el libre albedrío, dedicimos y por tanto podemos equivocarnos. El dificil equilibrio está en saber repartirse el tiempo y las ganas. No porque te paguen quiere decir que tengas que dar todo tu ser. de 8 a 5 te dedicas a tu trabajo en cuerpo y alma y el resto del día, por muy cansado que estés, en satisfacer y hacer feliz a los que te rodean. Aunque cueste. También cuesta levantarse por las mañanas para trabajar y se hace, no? pues eso mismo. Gracias Rafa por pasarte por partida doble!

  2. Rosa dice:

    Querida amante felina,
    mucho piquito, pero de amor poquito.
    Llámame antigua, egoísta, mala pécora o simplemente realista, pero es lo que hay.
    “Más vale cena pagada y regalito en mano que un te quiero que se irá volando”
    Feliz día de Sant Valentín y regálate algo, reina. Que el regalazo ya se lo ha llevado él. 😉

    • elmarsupio dice:

      Jajaja. Me encanta. Desde que descubrí los placeres del buen comer y del buen vivir lo material como que me da un poco igual. No quito un regalo, pero se me convence más con una cena, una escapada de fin de semana o una experiencia gastronómica. qué quieres que te diga, soy de buen comer y beber, jajaja. Se nota no?
      Gracias por pasarte!

  3. Javier Macias (@drjmacias) dice:

    A mi no me preguntes que para estas cosas siempre he sido lo más torpe del mundo mundial. De hecho siempre he pensado que como soy más bien timidillo, a mi me va más San Cobardín que San Valentín :-D. En cualquier caso disfruta mucho de la cena y de la compañía, que es de lo que se trata.

    • elmarsupio dice:

      Javier, es que es una movida para los tíos. Quiero decir, es como si estuviéseis obligados por noséqué ley a regalar algo ese día cuando estoy más que segura que si un buen día te apetece hacer un regalo será bienvenido de una manera mucho más natural.
      Yo porque ya está hecho y me apetece la cena un montón, pero que si me hubiese quedado en casa como los años anteriores tampoco me hubiera pasado nada de nada.
      Gracoas por pasarte!!!

  4. Elena dice:

    Yo creo que la cena y la compañia son mas que suficientes, lo importante es eso, no el detalle y que te gastes un dinero en un regalo hoy no va a cambiar nada.
    Como mujer me encantan los detalles, tanto hacerlos como recibirlos, pero no tienen porque ser materiales…Los hay mejores y mas baratos que gustan igual. Ya a partir de ahi dejo a tu imaginacion
    Que disfruteis de cena y dia!

    • elmarsupio dice:

      Efectivigüonder! jajaja, Me gustan los regalitos, no te voy a decir que no pero precisamente hoy prefiero mismos caseros y que los regalos vengan cuando al otro le apetezcan. Que al fin y al cabo es lo que hago yo!
      Espero disfrutar de la cena, que al ser tan pijo el sitio o sea, vete tu a saber! jajaja
      Gracias guapetona!!

  5. Pilar dice:

    Querida dragona:
    Mi modesta opinión y creo que no soy la más indicada para estas cosas (si no recuerda cierta entrada publicada en un blog dragón justo antes de cierta fecha señalada para otra dragona…) es que querer a alguien y que ese alguien te quiera es algo que hay que celebrar todos los días del año, y no cuando los señores del corte inglés nos inviten a ello.
    Sobre todo no te estreses. Disfruta de la cena y de la compañía, hoy en un restaurante super cuqui que lo flipas y mañana en un banquito de un parque con un sandwich de mortadela de primero y otro de queso de segundo, que el sitio y la cena no importan (siempre que se cene, que de amor sólo no se vive, jajajajaja). Lo otro sí.
    Buen día, buena cena y mejor noche.
    Muackssss

    • elmarsupio dice:

      Dragoncilla! qué bien lo sabes! sí, hoy es cena super guay pero aunque no soy mucho de parques (la edad del botellón la dejé hace muuuuchos años, jajajaja) sí que es cierto que bajo la mantita del sofá se está muy bien, con tus cócteles hechos a medida y tus tapitas que tan bien te saben porque las hiciste tú misma!
      nunca jamás he regalado nada por San Valentín y hoy me he fijado la de cientos de hombres que han comprado rosas rojas para regalar… seguro que a sus parientas les haría más ilusión un día cualquiera…
      Muac dragón!

  6. BlancaUO dice:

    Hola
    Yo he leído que había debate por aquí y he pensado: esta es la mía no me lo pierdo, pero debatir-debatir no voy a poder a mi pesar ;-). Aunque…Compartir es muy bonito pero la realidad me temo que es más complicada. También hay que saber ” no compartir”, dejar espacios para cada uno y mantener cierta independencia, mucha o poca según circunstancias o apetencias de cada uno.
    Creo que tan importante es hacer cosas juntos como dejar sitio a la libertad e individualidad del otro.

    • elmarsupio dice:

      Mi Blanca!!
      Pues sí. Por primera vez te voy a dar la razón. Jajaja tan importante es una cosa como la otra. Dejar respirar, esos espacios que hacen que recargues pilas y vuelva con más ganas. Jaja
      Pero la pregunta es exiges regalo por ser hoy 14 o prefieres la espontaneidad?

      • BlancaUO dice:

        La respuesta es: no exijo regalo . No exijo nada en realidad, no creo que se pueda. Hay cosas que no ya exigir, ni siquiera pedir. Solo le pueden esperar y agradecer si llegan y no me refiero solo a la pareja sino a todos los afectos.
        Besos

  7. rutroncal dice:

    Hola!!! la verdad es que ha estado interesante tanto tu post como todos los comentarios generados… y en cuanto a la pregunta de ¿regalarías o no en San Valentín? pues depende.
    Una relación satisfactoria no es el fruto de la suma de todos los días de San Valentín, sino de todos los días… por lo que si estás bien es algo que se disfruta cada día y si estás mal… no hay San Valentín que lo arregle (igual arreglas la noche… pero la relación no :P), así que…
    Ahora bien,… en el fondo como soy una romántica, me encanta el momento cenita en restaurante pijo-chupi-piruli, postre compartido y conversación bajo la luz de una vela y con una copa de vino. En cuanto al regalo entiendo que depende de la pareja (hay gente que no le gustan las sorpresas o que lo toman como una obligación y eso ya hace que apetezca menos o se hace con menos ilusión), creo que los detalles molan más cualquier otro día que tienen más importancia que la que “El Corte Inglés” te diga y siempre hay otros regalos “no materiales” con los que puedes acabar una cena romántica, ¿no?
    Hay que pensar también en la otra parte… (igual es que soy empática en exceso) y aunque yo sea romántica si a mi pareja no le gusta San Valentín ni las sorpresas y respetar esa parte consiguiendo un equilibrio romantiquil con una cenita “guay” ¿no?

    • elmarsupio dice:

      Exacto!! Ni obligación ni extorsión!! Esto es cosa de dos y sí uno no quiere no hay que obligar. Mejor una cena sorpresa en casa un día cualquiera que una obligación el.día de hoy.
      Y la cena estupenda!!
      Gracias por pasarte!!

      • rutroncal dice:

        Gracias a ti por el post!! es una bendición leer sobre algo medianamente racional sobre San Valentín,… jejejeje
        Muchos besicos y me alegro mucho de que la cena haya sido estupenda!!!
        (ahora no tocaría el festival tras el postre??? jajajaja q conste que sólo pregunto… no pido respuesta ;))

  8. LISA dice:

    Pues me toca hacer la cena….¡qué romantico!…Será una velada inolvidable. ja ja ja…
    Mierda !…(perdón) estas fiestas me ponen de una mala leche… Os invito a mi fabulosa tortilla de patata.
    San Valentín,que descanse en paz.

    • elmarsupio dice:

      Lisa bienvenida!
      Pues tú tortilla de patatas seguro que está de lujo!! Y espero que tengas una gran veladaaa gracias por pasarte, espero verte más por aquí!!

  9. Esther dice:

    Voy tarde, lo sé. Yo nunca celebro San Valentín, como bien decís, el amor se demuestra día a día, no cuando quieran los grandes almacenes.

    Un año se me ocurrió salir a cenar con mi pareja el día San Valentín y al final me pidió que me casara con él. Ya ves. Si lo sé no voy. jajajaja.

    Es broma. Yo tengo buen recuerdo de aquel día pero aun así, no lo celebro.

    Espero que disfrutaras de la cena y de la compañía.

    • elmarsupio dice:

      Ayer nos reíamos porque en 12 años era la primera vez que hacíamos algo ese día. Y no veas qué palo al ver el restaurante decorado con corazones por todas partes!! Jaja
      Imagínate que sólo sé hiciera algo ese día y porque es san valentin. Sería muy triste…
      Gracias por pasarte!!