#LaVespa

 

La-vespa

Era mucho mejor que la gran mayoría de seres que desgraciadamente respiran y usan este planeta

Era sincera. si quería esta contigo, estaba contigo, si no quería, no quería.

Muchos humanos deberían de aprender de seres como ella.

Era la que me sacaba una sonrisa por muy mal que estuviese.

Era la que sacaba mi lado más infantil

Jugar al escondite o al ‘tú la llevas’ era nuestro mejor pasatiempo.

Su calor en mis pies hacía que pudiese dormir en las frías noches de invierno.

Su ronrroneo me relajaba hasta en los momentos más tensos

Su mirada me cautivaba

Sus arañazos son como tatuajes

Le gustaba comer castañas asadas, plátano y las puntas de los espárragos verdes. Era toda una sibarita…

Robaba los doritos del plato sigilosamente solo para jugar con ellos.
Cuando la sorprendías salía corriendo con las patas descontroladas

Al grito de “huye” picaba uñas en en suelo y salía corriendo como si fuera un coche acelerando al máximo. Aerodinámica a tope…

Cuando hacía algo mal venia corriendo y maullaba cómo diciendo “Ey que yo no he sido y no sé qué ha pasado pero menudo susto…”

Era patizamba pero eso le confería una gracia que no he visto en otros

Conmigo le gustaba jugar a cazar mi mano y yo se lo permitía.

Si hubiera podido hablar, las mejores conversaciones habrían sido con ella.

Su rabo vesposo rozaba suavemente las piernas.

Era mi peluda gris. Mi bola de pelo. Mi panzaburra despeluchá

Era una plasta absoluta cuando quería algo

Disfrutaba de la ducha. Era su momento spa

Tenía esos maullidos. Cada uno diferente según quería algo:

  • Maullido lastimero en plan ‘déjame salir … me tenéis retenida’
  • maullido hambriento: ‘quiero jamón….quiero jamón, quiero jamón’
  • Maullido broncas: ‘ ya os vale, de dónde venís…’
  • Maullido responde al nombre: ‘qué quieres…’
  • Maullido reproche: ‘llevo 2 minutos esperando en el jardín y hace frío…’
  • Maullido superioridad: ‘besa mi mano, bípedo porque no sabes de lo que hablas’

Era una hembra alfa, era muy borde y muy cariñosa con quien quería serlo y se lo merecía….

Era como yo.

 

 

 

5 Comments

  1. rutroncal dice:

    Lo siento Laila… todos los que tenemos un amig@ más que una mascota entendemos tus palabras.
    un besico muy fuerte. Ella siempre estará en tus recuerdos y en tus palabras 🙁 Lo siento

  2. Lo siento. De verdad. Mucho. Como dueña amantísima de gato, puedo entender lo que sientes ahora.

  3. Hola Laila,
    no me había enterado… lo siento mucho.
    En mi casa las mascotas son un miembro más de la familia y te entiendo.
    Besos