Lean y Big Data en la Cadena de Suministro ¿funciona?

almacen-suministro-

 

Llega el verano y Osenseis y EL Marsupio os traen una lectura, frejjjca y sana para debajo de la sombrilla. Cómo la combinación de Lean y Big Data, mejora los procesos de la cadena de suministro. ¿Estás preparado para la lectura? Empecemos.

El emplazamiento de una pirámide en el Egipto Antiguo necesitaba constantes suministros y material de construcción para asegurar que las obras avanzaran a un ritmo regular y el complejo se terminara en vida del rey. De ahí que optimizar la logística, reduciendo tiempos y costes en la distribución, también fuera un objetivo en tierra de faraones.

Para que cada mañana podamos disfrutar de un desayuno, recibir en casa nuestro libro favorito o simplemente desplazarnos en transporte público es necesario que cientos de personas hayan tenido que coordinarse bajo eso que se llama “Cadena de Suministro”, “Logística Integral” o si preferimos utilizar el término en inglés “Supply Chain”, que parece más moderno.

Según Galiana la  gestión de la cadena de suministro acompaña a la planificación y a la gestión de todas las actividades en compras y abastecimiento, fabricación y logística. De forma importante, también incluye la coordinación y colaboración con todos los “partners”  a lo largo del canal, que pueden ser proveedores, intermediarios, operadores y proveedores de servicios y por supuesto los clientes y consumidores. En esencia la gestión de la cadena, integra la gestión de la demanda y la oferta dentro y entre las compañías.

La definición que el propio Institute for Supply Chain Management (ISM) da al término Cadena de Suministro (SCM) como el conjunto integrado de procesos clave de negocio de todos los componentes que se integran dentro de la cadena de abastecimiento, con el objetivo de disminuir los costes, los recursos, y el tiempo de proceso necesarios para satisfacer la necesidad del cliente, da una pista de cómo debe ser ese estilo o forma de hacer, que no parece en principio muy diferente a la que tenían los egipcios.

Una de las aplicaciones más extendidas de Lean está precisamente vinculada al Supply Chain y podemos encontrarla bajo denominaciones como Lean Logistics o Lean Purchasing. Organizaciones referentes a nivel nacional como el Centro Español de Logística, CEL, recomiendan la utilización de Lean para mejorar la eficiencia, como prescriben en sus 10 Mandamientos de la Logística. La aplicación de Lean a la Cadena de Suministro está focalizada en identificar todas aquellas actividades que no aportan valor añadido al cliente o usuario final para su posterior eliminación, consiguiendo con ello reducir los recursos necesarios y el tiempo de proceso, lo que repercutirá por tanto en los costes.

Lean en la Cadena de Suministro, por continuar hablando de Egipto, podría parecerse a la labor que realizan los arqueólogos; poco a poco, con paciencia y sin dañar lo que hay, tratar de separar lo que es valioso de lo que no.

La aplicación de Big Data puede ayudar en las grandes decisiones (Big Decisions) relacionadas con la Cadena de Suministro al permitir tomar decisiones predictivas a partir de los cientos de miles de datos relacionados con pedidos, clientes, productos, proveedores, ubicaciones, tarifas…

Cadena de Suministro y Big Data

Y en tiempo real. Es aquí donde la implementación del Big Data puede volverse interesante. Entendamos que si bien la metodología Lean nos va a permitir identificar aquellos procesos que no son eficientes y que no aportan valor añadido, utilizar solamente los datos del ERP (Enterprise Resource Planning) y el SCM (Supply Chain Management) para predecir qué stock voy a tener en la tienda, en qué momento voy a reponer, el contacto con proveedores, la distribución, etc… no es suficiente. La precisión con la que los datos nos van a decir qué tenemos que hacer y cuando es lo que nos va a permitir tener ventaja sobre nuestra competencia. Expliquemos un poco esto. Pero ten siempre en mente el concepto Tiempo real

La cadena de suministro genera una gran cantidad de datos que son almacenados con los sistemas tradicionales (ERP, SCM) y tienen una forma muy estructurada. Sin embargo, tal y como podéis ver en la imagen, la cantidad de datos que afectan a la cadena de suministros es cada vez mayor y hay que saber gestionarlo.  Para entender cómo el big data y el lean pueden ayudar a mejorar la cadena de suministro, hagamos caso a los siguientes elementos que tenemos que tener en cuenta:

cadena-suministro-Data-Volume-Velocity-Variety

Hay más de 52 fuentes externas de datos que pueden ayudar a la mejora de la gestión del Supply Chain. Datos estructurados que se combinan con fuentes  semi estructuradas y desestructurdas y que cumplen las 3 V del Big Data, Variedad (datos de clima, tráfico, blogs, calls..) Velocidad (con la que se generan) y Volumen (generación cada vez mayor de datos)

El incremento de las transacciones no es lo único en mente de los managers. Cada vez más, en un mundo en donde la analítica juega un papel importante, el compartir conocimientos es un recurso más que valioso debido a la penetración de las cadenas de suministro en la web.

Según informa Forbes en su artículo Ten Ways Big Data Is Revolutionizing Supply Chain Management, los directores de la Cadena de Suministro saben que el big data les va a permitir gestionar mejor la cadena y optimizar mejor los procesos usando para ello las herramientas de optimización, la demanda de predicción… de hecho, los Senior priorizan big data antes que otras tecnologías para la mejora, aunque desde aquí decimos que el IoT se postula como un  elemento fundamental en las intenciones de todo jefe de logística.

Pongamos un ejemplo de transporte por carretera. UPS ha ido introduciendo dispositivos para poder mejorar sus gastos en transporte, la seguridad de sus conductores, la eficiencia en las rutas. Poniendo en más de 46000 camiones sensores telemáticos, UPS puede controlar la velocidad, dirección, uso de frenos y cómo se conduce. Estos datos, no solo se usan como monitorización de lo que hacen los conductores, si no que sirve para predecir cuándo un conductor tiene que descansar, cuando tiene que reciclarse en la conducción para aumentar su seguridad vital en la carretera, cuándo hay que poner gasolina y dónde porque los precios, en tiempo real, están mejor, y configurar cuándo son los mejores momentos para la carga y descarga de productos. Y todo, repetimos, en tiempo real.  Con este sistema, han conseguido ahorrar 30 millones de dólares, solo en 2011.

Si eres muy bueno con la metodología Lean, con el uso de Big Data y la analítica en tiempo real vas a ser el amo/a de las cadenas de suministro…de ti depende.

Comments are closed.