Parece que sí, pero no

Más de 20 días trabajando a destajo. Estaba yo muy cansada de estar en casa en plan convaleciente y me incorporé al grito de, ya estoy yo aquí. Y aquí estoy, tratando de sacar un nuevo medio a la luz sin que me de un ‘jamacuco’ por el camino, y parece que sí, que lo voy a conseguir, pero no lo tengo muy claro.

Dentro de todas las cosas que tengo previstas para el mes de Octubre, (septiembre, a pesar de ser mi preferido he decidido darle un margen para que mi maltrecha tripita se recupere un poco más) tengo que:

Meterme en un gimnasio ya ,ya. Los 5 kg que he cogido por la convalecencia y por dejar de fumar me los tengo que quitar ya o tendré que comprar ropa y no me da la real gana. Mi objetivo es Pilates para reforzar musculatura y algo de cardio para eliminar grasas.  O sea, soltar pasta.

Curso de Locución. Tengo que perfeccionar mi dicción y mi entonación. Empiezo con un intensivo de fin  de semana. Luego clases de 20 a 22 horas dos días a la semana.  Vamos, soltar pasta

Lanzamiento del nuevo medio de comunicación. Solucionada la parte técnica, ahora me falta la parte de personal,( un técnico de sonido) el desarrollo del programa (por mucha improvisación que se quiera se tiene que  tener una parte de producción importante hecha y para ello contaremos con las redes sociales, todas y cada una de ellas) y cerrar flecos que hierven la sangre a cualquiera. Aquí ya se me empieza a revolver la úlcera.

Colaborar en un proyecto gastronómico. Y por ahora no puedo decir más, jeje

Buscar casa. La gente sigue creyendo que vivimos en 2005 y somos todos ricos y nos sobra la pasta y no se bajan de la burra. Pero tiempo al tiempo.

Mantener mi proyecto estrella personal.  El Marsupio. Estoy tan orgullosa de mi pequeñín que se me empañan los ojos sólo de pensar que ya ha cumplido 18 mesecitos.

Pensarme si dejo definitivamente el café y me paso al té, o qué hago. Porque vivir a base de horchata de chufa puede que haya valido para los primeros días, pero ya el cerebro dice que si estoy grillada o qué.

Y todo esto con mi nuevo lema: ‘se tardan 21 días en hacer un hábito’. Así que tropas marsupiales, seguramente acabe desquiciada, dando tumbos por la calle y más oronda que  una boya, pero con  una sonrisa de ‘orecla a orecla’

5 Comments

  1. Javier Macias (@drjmacias) dice:

    La veo desocupada mi comandante marsupial, ;-P. Te pasaremos desde aquí un pequeño suplemento de energía… Animo y mucha suerte en todos los proyectos!!

    • elmarsupio dice:

      Con muchísimo retraso te contesto ahora querido Doc!!
      Ya ves que ando muy despistada pero seguro que seguiré dando guerra con vuestra ayuda!
      Como siempre un placer tenerte en mis filas!!!!!

  2. Esther dice:

    Ánimo guapetona. Tú puedes con eso y con mucho más. Y si no, silba!

  3. Pilar dice:

    Ánimo Dragona, que tú puedes, pero sin agobios, poco a poco.
    Un beso