Sara Gómez, RAI: “nos faltan referentes femeninos en las ingenierías”

 

 

 

Sara Gómez es doctora ingeniera y profesora de la Universidad politécnica de Madrid. Es una de las pocas mujeres que ejercen en ingeniería industrial. Y es que solo el 25% de las chicas deciden estudiar una ingeniería y estas cifras están bajando. En Estados Unidos en la década de los 80 y 90 había un 34% de mujeres informáticas, a día de hoy esta cifra ha bajado hasta el 19%.

Los motivos de la falta de chicas son puramente sociales, desde los juguetes con los que se les proporcionan los momentos de ocio a los pequeños, mecanos para ellos, cocinitas para ellas, hasta la imagen social de que las chicas ingenieras son raras y poco sexys. De  hecho, los estereotipos culturales etiquetan la ciencia, la tecnología, la ingeniería y las matemáticas como “masculinos”, mientras que las profesiones liberales y las ciencias sociales son “femeninas”, lo que provoca desaliento en la participación de las estudiantes y dificultan su confianza en sí mismas.

Según el artículo ‘Encouraging female engineers’ incluso las chicas altamente competentes evalúan sus habilidades de STEM de manera más severa que sus homólogos masculinos. En la Universidad de Maryland, sólo el 20 por ciento de los estudiantes de ingeniería de pregrado son mujeres. Las mujeres jóvenes que entran en ingeniería muestran una abrumadora preferencia por campos con beneficios sociales: bioingeniería (47,2 por ciento en 2013), química (33,2 por ciento) e ingeniería civil (30,9 por ciento). Por el contrario, la representación femenina es significativamente menor en el sector eléctrico (15,6 por ciento), mecánico (14,3 por ciento), aeroespacial (13,3 por ciento) e informática (10,7 por ciento) – especialidades más asociadas con talleres mecánicos y tecnología que el servicio a otros.

Por este motivo, la Real Academia de Ingeniería, RAI, ha puesto en marcha ‘Mujer e ingeniería’, un proyecto en el que están involucradas varias organizaciones como la Universidad Politécnica de Madrid, Red de Mentoring España o EJECON, con el fin de impulsar la presencia de mujeres en el sector ingeniero. Para ello se realizan varias acciones, desde acciones de mentoring las estudiantes de último curso a las de primero, para que no se sientan solas, hasta las acciones de las ejecutivas de EJECON que colaboran con las estudiantes de último curso para mentorizarlas e indicarles a través de su experiencia, cómo es el mundo empresarial al que se van a enfrentar y cómo posicionarse en la esfera empresarial privada para optar a puestos de responsabilidad.

Cambiar las cifras es lo que se ha propuesto Sara Gómez desde su posición como consejera de la RAI y cómo ingeniera y es que no podemos permitirnos el perder el valor que aportan las mujeres en todas las profesiones, pero en un mundo tecnológico como el de hoy en día, menos.

El futuro es digital, tecnológico y las niñas han de formar parte de ese mundo.

Comments are closed.