Ser o no ser

De esta entrada va a salir algo, pero no sé cómo. Veréis, hace unos días con @fendtdettuto discutíamos, medio en broma medio en serio, de la pureza en la gastronomía. Él publicó un tweet en el que aseguraba haber hecho ‘hummus de guisantes’. Yo le contesté que Hummus es la pasta o paté que sale del garbanzo. Hummus significa pasta de garbanzo en árabe, así que para mí, que he disfrutado de ese tipo de comida en mi casa desde siempre, ver la palabra Hummus para definir cualquier tipo de pasta de fécula pues como que me chirriaba el oído.

El Hummus original, el árabe de toda la vida, el que os gusta tanto comer cuando vais a un restaurante árabe o aquellos que habéis tenido la suerte de visitar un país árabe y disfrutar de su grastronomía, es el siguiente: (os voy a dar la receta de la familia El Sayed El Qadi, “usease”, mi señor Padre)

1 bote de garbanzos

Vinagre de vino (no de manzana ni de nada de eso, de vino del de toda la vida)

Tahina (es preferible comprarla en Mezquitas o centros árabes especializados, la pasta de sémola que venden en los Corte Inglés y demás sitios, está muy industrializado y no sabe tan bien)

Limón

Sal

Pimentón

Aceite de oliva

Perejil

Machacar en un plato hondo los garbanzos. No triturar en la túrmix ni nada parecido, si queréis comida árabe tenéis que hacerla como lo hacen ellos.  Añadir dos cucharadas soperas de tahina (veréis cuando se abra el bote que el aceite está por encima y debajo está la pasta, se hace así para conservarlo. Hay gente que lo mezcla antes de sacarlo, pero mi padre no lo hace) añadir un buen chorro de vinagre y el zumo de medio limón, remover bien hasta que tome textura de pasta. Añadir la sal. Remover hasta textura pasta. Decorar  con pimentón, aceite de oliva y una hojita de perejil. Disfrutar con pan pita. (las cantidades de vinagre limón y sal van al gusto..recomiendo probrar)

Dicho esto, él me llamaba purista frente a él que era innovación. Yo defiendo que no es ser purista es que las cosas tienen un nombre por algo. Es decir, la tortilla de patata desestructurada de Ferrá Adriá es base de patatas y por encima huevo y cuando lo comes no es patata y huevo es tortilla de patatas. Eso, para mí, es innovación, porque varías la forma pero la esencia sigue siendo la misma. Es decir, sigue siendo tortilla de patatas. Es como si llamamos cocido a el hervir cualquier legumbre con su ‘mondonga’ y avíos como diría nuestra amiga @vitrubia. Pues no es cocido, señores, no lo es.

Y ahora me planteo lo siguiente. ¿Es más moderno y cool utilizar nombres para intentar dotar de glamour nuestra receta? ¿Viste más decir un solomillo a las mil hojas de patatas a un simple filete sobre una cama de patatas cortadas con mandolina? ¿Hay que preservar y mantener la esencia para evitar perversiones? ¿hay cosas que nunca deberían cambiar? Esto es aplicable a todo en esta vida pero imaginaos una tortilla de patatas sin patata.

6 Comments

  1. asesoriatecnicasanitaria dice:

    Dios mío, con el hambre que yo tengo, y los pocos problemas para comermelo too!!
    Mandamé una ración, para probar y ya te digo yo si habemos hummus, o qué!!
    Buenos recuerdos me trae este tipo de comida!!

    besazo! 😉

    • elmarsupio dice:

      Jaja pero la gracia está en que Lo hagas tú!!!! Jaja pero sí, hambre y mucha!!
      Gracias por comentar!! Y cuando vengas a Madrid yo te hago hummus, Tranqui! Jajajajaja

  2. Vitrubia dice:

    Pos sí, señora, tiene usté toda la razón del mundo, las cosas son como son, porque son lo que son. Y dicho esto, ahora se por qué estaba tan rico el Hummus que tomábamos en Siria
    Besos

    • elmarsupio dice:

      Exactamente Señora! no digo que no se innove, digo que si tienen un nombre es por algo. Y que no es necesario ir de guay por la vida para intentar dotar de glamour una receta que seguramente esté bien buena siendo paté de guisantes…
      La mondonga es la mondonga!

  3. Javier Macias (@drjmacias) dice:

    Me maltratas. Estoy salivando desde que he empezado a leer :-). Estamos de acuerdo, cada cosa tiene su nombre y lo que está bueno lo está, sin necesidad de adornar el nombre del plato para hacerlo más “guay”.

    • elmarsupio dice:

      Jajaja, que nooo, hombre cómo voy a maltratarte yo! doy pistas culinarias jajajaja. Como bien dices, cada cosa tiene su nombre. Antes era dada a ‘vestir’ mis presentaciones ahora ya no, qué comemos? pues carne con patatas o lo que sea, nada de nombres raros, que luego la gente no se acuerda jajaja
      como siempre un placer tenerte por aquí!