Soy Puta, muy puta

 

mujer-control

Puta. Zorra. Últimamente esta palabra viene a mi cabeza constantemente. Puede ser porque he conocido una iniciativa que lleva de nombre ‘Ni putas ni princesas’ que me parece magnífica. Para todas las madres abnegadísimas que pululan en mi TL, en serio, escuchad la iniciativa, os abrirá los ojos si es que queréis ver…

Luego, por otro lado, resulta que está teniendo en diversas partes del mundo las denominadas ‘Marcha de las putas’ para erradicar la violencia contra la mujer. Ya sabemos todas que es nuestra culpa que nos violen, ya lo decía ‘Torrente’ “si es que las visten como putas” y eso mismo ha debido de pensar nuestro ministerio del Interior cuando decidió decirnos cómo debíamos actuar y por dónde debíamos salir para evitar que nos violen y agredan… No comment.

Pero es que siempre se ha tachado de putas a todas aquellas mujeres que han tenido la personalidad suficiente como para:

  • disfrutar de su sexualidad y sensualidad
  • decir NO cuando se quiera y  en el momento que se quiera
  • Defender sus posturas y pensamientos aunque éstos sean diferentes al resto.
  • ser decididas
  • ser atrevidas
  • hacer aquello que otras mujeres y hombres consideran que no es propio del sexo femenino
  • saben pedir ayuda cuando hay que pedirla y rechazarla cuando hay que rechazarla.

…(añade aquí lo que proceda)

Y es que, por mucho que nos quejemos, somos nosotras mismas las que insultamos a otra mujer cuando vemos que tiene un comportamiento diferente al nuestro, que creemos que es el mejor de todos. ¿Cuántas veces has llamado puta a otra mujer sólo porque le gusta el sexo, lleva escote o una vida que a ti se te antoja, poco moral?

Pero mi pregunta va más allá… ¿por qué te molesta tanto que te llamen puta? ¿qué más te da? sabes que lo hacen para insultar, y aunque fuera verdad, que tu oficio fuera el de prostituta, ¿realmente te ofende que te llamen puta? es como si me molestara porque me llaman periodista… oh, Wait!!!

 

Ser una misma es difícil. Pero lleno de gratificaciones, como encontrar a tu pareja. No es príncipe, estará lleno de defectos, como tú, y encontrar a tu NO PRÍNCIPE es lo que realmente deberían soñar todas las niñas de este mundo, porque NO SON PRINCESAS

Señoras, empoderen a sus hijas para que sean ellas mismas, que puedan elegir qué hacer el día de mañana y no entre las migajas que las sociedad (hombres y mujeres) les dejan por herencia de cultura machista.

Permitan que sus hijas sean quienes quieran ser,  y enseñen a sus hijos a respetar a las mujeres, que no violen, que no maltraten, que no insulten cuando ellas deciden qué hacer con sus vidas.

Si quieren enseñar algo a sus hijas, que sea a ser señoras en la calle y putas en la cama… de eso va todo ¿o no?

 

Comments are closed.