Vamos al mercado

Nos habíamos acostumbrado a comer de todo en todas partes. Daba igual que fuera invierno o verano. Lo que se ofertaba eran naranjas en agosto y uvas en abril y nos lo comíamos sin pensar. Sin pensar en la madre tierra, en los productos locales. Nos daba igual. Sólo queríamos satisfacer nuestros instintos más consumistas.

Ahora se abre paso a codazos la cocina de mercado. Ahora los consumidores más ‘chic’ quieren productos de temporada y, salvo en las cocinas caseras, hay que reservar en los mejores restaurantes y pagar por ello. No es que me parezca mal, todo lo contrario. Creo que es el lugar idóneo para empezar a concienciarnos de que lo que tenemos es lo que hay, y si queremos disfrutar de la tan manida dieta mediterránea hay que empezar ya.

 

Rogelio Barahona lo sabe y lo aplica en su restaurante Urkiola Mendi en Madrid. No sólo ofrece productos de temporada sino que, además, cada día se esmera en traer a su lar los mejores productos de España.  Lo que más me gusta no es sólo que tiene proveedores para cada producto, prácticamente, sino que, siendo fiel a su tierra lo plasma cada día en cada plato.  ES una mente en ebullición constante. Un innovador diario.

En Urkiola Mendi el txangurro está presente junto con las croquetas que tan bien le salen.  Y no es de extrañar ya que se ha criado en la Escuela de Hostelería de Leioa y ha perfeccionado su técnica en diversos restaurantes fijándose en ‘los mayores’ para luego darle su toque personal.

Entrar en su restaurante y ver los fogones a todo gas, a su equipo trabajando sin cesar y él al frente del escuadrón, siendo uno más, sin pretensiones, sin aspavientos, aspirando a ser el mejor sin perder la cordura, hace estremecer a cualquiera que ame el olor a azafrán, a cebolla, a ajo… tan  nuestro, tan Mediterráneo.

 

Rogelio Barahona reivindica el producto de temporada como una forma más de ser coherente con el medio que le rodea. De ser sostenible. Palabra tan de moda ahora. Y es que, antes de que llegaran los gurús a decirnos que tenemos que tener cuidado con lo que nos rodea, Barahona ya lo estaba poniendo en práctica.

Haz lo que dices y  di lo que haces, eso se llama coherencia. Eso se llama Urkiola Mendi

Comments are closed.