Por qué viajar sola

laila-viajando

Alguien me dijo una vez “viajar solo no es tan divertido como parece”. Supongo que depende de las expectativas que cada uno tenga cuando decide estar de vacaciones solo.

Las mías son bastante bajas, no voy a engañar a nadie. Solo quiero disfrutar de los sitios a los que voy, sola. Pasear, ensimismarme con el paisaje, con la arquitectura. Pensar. Perdón, pensarme, más bien. Tratar de no perder el tiempo pensando cosas que no sé si pasarán.

Escucharme. Oír bien claro lo que me digo y cómo me lo digo para después modificar lo que no está bien. Para poder cambiar las cosas que digo y cómo las digo. Para ser más feliz y poder hacer feliz a más gente.

Quererme. Aceptarme y reconocerme en mis fallos para no volver a repetirlos.

Aprenderme. En los cambios realizados para interiorizarlos y que salgan de manera natural.

Y esto es un aprendizaje continuo que sólo uno mismo puede llevar a cabo. Y para ello, a veces, se necesita viajar solo. Con el equipaje justo y con las ganas a rebosar de experiencias nuevas.

Viajar solo puede ser tan divertido como uno quiera. Y yo me estoy divirtiendo mucho.

Comments are closed.